Si en estos momentos estás buscando opciones de crédito para tu negocio, este texto puede ayudarte a definir, si es mejor elegir un crédito o mejor buscar a inversionistas que deseen colocar su dinero en tu proyecto.

En ambos casos, necesitarás una serie de requisitos y asesoría financiera para que tomes la opción correcta y no tengas problemas más adelante.

Esto es lo que necesitas tomar en cuenta.

Solicitar financiamiento de inversionistas

Existen inversionistas que tienen interés en colocar su capital en proyectos atractivos que les puedan generar interesantes ganancias a mediano y a largo plazo.

Esta puede ser una alternativa para tu proyecto y si es lo que buscas, esto es lo que necesitas saber:

·         Debes tener un buen plan de negocios

Un plan de negocios atractivo puede ayudarte a obtener propuestas de inversionistas. Es muy importante que este plan de negocio esté por escrito y con todas las ideas claras de cuál es tu proyección con este negocio.

Cuando no cuentas con este plan, será muy complicado que puedas venderle tu idea a una gran inversionista. Ellos necesitan ver números, estudio de mercado, oportunidades y cuál será el beneficio que recibirán.

No te desanimes si no consigues un sí desde el comienzo, esto puede llevar algo de tiempo.

·         Ten claro cuál es el tipo de inversionista que necesitas

Si estás iniciando, tienes necesidades diferentes a si ya tu negocio arrancó. Tienes que acudir al inversionista que se adapte a tus necesidades, de esta forma, tendrás mayores posibilidades de éxito.

NOTA: es importante aclarar que un inversionista puede ser una persona, una institución o una empresa.

Solicitar un crédito

Los créditos son la opción favorita de la mayoría de los negocios porque es una ayuda rápida y con un proceso bastante definido. Sin embargo, también requiere de múltiples requisitos que, a veces, no todas las pequeñas o medianas empresas pueden cumplir.

Ahora conoce los diferentes tipos de créditos que puedes solicitar

·         Créditos de consumo

Este tipo de crédito es dado por el banco para que la empresa compre ciertos bienes que necesite para la actividad comercial o para el pago de servicios.

·         Créditos comerciales

Son similares a los créditos de consumo, solo que, en este caso, la cantidad del préstamo suele ser mayor, así como los intereses que el negocio tendrá que cancelar.

Este tipo de crédito será una alternativa en caso de problemas financieros.

·         Créditos hipotecarios

Como su nombre lo indica, te servirá para la compra de una propiedad para el negocio. Como la cantidad del préstamo en grande, el plazo para pagarlo también lo es.

¿Cuál es la mejor opción para tu negocio?

Todo dependerá de tus necesidades, de los requisitos que tengas y de la cantidad que estés dispuesto a pagar.

Lo importante es que sepas que tienes muchas alternativas para hacer que tu negocio crezca rápidamente o para obtener apoyo, en caso, de que tengas problemas financieros.

Lógicamente, estos problemas se pueden evitar si tienes un equipo contable desde el inicio del proyecto, pero nunca es demasiado tarde para incluirlo. 

× ¿Cómo podemos ayudarte?