Tener una pequeña o mediana empresa requiere de mucho esfuerzo, cada gasto que realices puede ser muy perjudicial si no lo piensas con inteligencia.

El objetivo principal de las pymes es crecer y esto a veces no es tan complicado si la administración del negocio se hace correctamente.

Lo que sí es necesario que sepas es que tienes ahora muchas posibilidades de aprovechar mejor los recursos que manejas en la actualidad.

Si bien, pedir un préstamo puede ayudarte a crecer, primero asegúrate de estar utilizando bien tu capital.

Ideas ingeniosas para aprovechar los recursos de tu negocio

  • Utiliza las relaciones que has creado: antes de acudir a un banco puedes utilizar las relaciones que has creado con clientes o amigos para expandir la acción de tu empresa. Muchas veces estás frente a una gran oportunidad por algún conocido y no la exploras lo suficiente.
  • Haz viajes para generar mejores conexiones: a veces se plantean los viajes como un gasto más, pero estos te permiten conocer nuevas formas de llevar tu pyme y conocer otros entornos. Los viajes no son una pérdida de dinero si te ayudan a crecer.
  • Negocia con inversionistas: el poder de las palabras es inmenso, si conoces a personas que estén buscando en invertir, háblales de tu negocio y ofréceles algo muy tentador.
  • Asesórate con expertos: hay profesionales capacitados para ver oportunidades en las crisis, una asesoría con un especialista te puede abrir los ojos.

Ideas para conseguir financiamiento externo

  • Banco: lógicamente es uno de los lugares a los que debes acudir luego de agotar las demás opciones. Si deseas pedir préstamo en un banco, recuerda tener todo al día para que el proceso sea más simple. Tampoco es recomendable que lo hagas en una emergencia, sino cuando tienes mayores posibilidades de que te lo aprueben. También, es importante que elijas la opción de crédito que mejor se adapta a tu capacidad de pago, recuerda que en algún momento deberás pagarlo.
  • Programas sociales o del estado: los programas sociales o del gobierno te dan ayudas financieras para comprar equipos o invertir en tu negocio. Debes averiguar en cada caso a lo que te comprometes para conocer cuáles son las mejores opciones para ti.
  • Un prestamista privado: las tasas de los prestamistas privados suelen ser un poco más altas, pero es una opción cuando los bancos no te aprueban o cuando deseas dejar a los bancos para otro momento.

Recomendaciones importantes

Endeudarse es un camino un poco peligroso si no tienes un respaldo, por eso, es importante hacerlo cuando tu negocio está en su mejor momento. Esa inyección de capital te servirá para llegar muchos más clientes, no para recuperarte.

Siempre es un buen consejo que recibas asesoría de un experto en finanzas o en contabilidad para que te dé su apreciación de si es el mejor momento para solicitar un financiamiento.

Además, cree en tu intuición porque el dueño o administrador del negocio siempre sabe lo que es mejor.

× ¿Cómo podemos ayudarte?