Gestionar una empresa siempre trae consigo muchos retos, no importa si es grande, mediana o pequeña, es importante tener en cuenta algunos consejos en el área financiera.

Por lo general, los gerentes o dueños de medianas o pequeñas empresas no son conocedores de las finanzas, por tanto, esta información les será muy útil a largo plazo.

Cuídate de cometer algunos de estos errores para evitar que tu negocio vaya a la quiebra.

Los errores más comunes que debes evitar al administrar una empresa pequeña o mediana

En esta lista encontrarás una recopilación de los errores que hacen que muchos negocios quiebren al poco tiempo de haber comenzado.

1.   Gastar sin control

Al principio todo negocio próspero quiere disfrutar de las ganancias alcanzadas y es común que comience a gastar de manera descontrolada hasta el punto de descapitalizar su economía.

Entonces, ¿No se puede invertir? Claro que sí, pero es necesario proyectarse de manera adecuada para que los gastos no sobrepasen las ganancias. En esto te puede asesorar un experto en finanzas.

2.   Diversificar antes de tiempo

El crecimiento es indispensable para las PyMes, pero todo con calma. Al querer realizar este proceso demasiado rápido se corre el riesgo de hundir el negocio y luego no poder salir a flote.

Toda expansión que se quiera realizar debe ser completamente sustentable. Por tanto, es un grave error financiero querer utilizar las ganancias de un negocio en pleno crecimiento para invertir en otro que aún no está facturando lo suficiente.

Uno productivo es mucho mejor que 2 o varios que no producen lo suficiente.

3.   No realizar las declaraciones de los impuestos

Muchas PyMes creen que es un ahorro ocultar información a los entes correspondientes para no declarar de manera correcta los impuestos, pero es todo lo contrario.

Tarde o temprano esto afectará negativamente la situación económica del negocio y tal vez sea un golpe financiero muy duro que incluso ponga en riesgo la empresa.

En chile existen diferentes políticas que apoyan a las pequeñas y medianas compañías, así que no es necesario evadir los impuestos, más bien al declarar y estar al día con la ley, obtendrás grandes beneficios como préstamos o ayudas económicas.

4.   No tener por separado las cuentas

La mayoría de las veces, todo comienza como un emprendimiento pequeño y los pagos son realizados a una cuenta personal, así que es muy complicado dividir estos ingresos.

No obstante, lo recomendable es que el dueño del negocio también tenga un sueldo y se limite a este durante todo el mes. También, lo aconsejable es que tenga un administrador externo que lleve las cuentas de la compañía por separado.

5.   Cuentas claras

En toda PyMes debe existir un control de lo que entra y de lo que sale de la caja. Por tanto, la organización financiera es elemental para sostener un negocio a largo plazo y que pueda crecer como es debido.

Conclusión final

Todo emprendedor debe evitar al máximo cometer algunos de estos errores y si en estos momentos te identificas con alguno, estás a tiempo de buscar ayuda antes de que sea muy tarde.