La Operación Renta 2021 puso a disposición de los contribuyentes una serie de opciones y facilidades para hacer de este proceso tributario uno más fácil y accesible. Con esto, el Servicio de Impuestos Internos (SII) no solo asegura el cumplimiento de la ley sino también las retribuciones y beneficios que se derivan de la Declaración de Renta.

Beneficios de la Declaración de Renta 

Como contribuyente es importante conocer no solo la cantidad de impuestos a cancelar, sino también los aspectos positivos de hacer una declaración a tiempo. Entre tales beneficios podemos mencionar los siguientes: 

  • Crédito por gastos en Educación: el padre y la madre podrán acceder a una rebaja de los impuestos a cancelar de hasta $127.909 (4,4 UF) por cada hijo estudiando; menor de 25 años, en la Declaración de Renta. Es importante tener presente que este es un beneficio y no un bono.
  • Rebaja de intereses por dividendos hipotecarios: beneficio que permite rebajar la renta bruta imponible anual; los intereses pagados por créditos con garantías hipotecarias asignados para la adquisición o construcción de una o más viviendas. Este beneficio también aplica en caso de créditos de igual naturaleza destinados a pagar crédito de este mismo tipo. Asimismo, cuenta con un monto límite de $4.898.784 (8 UTA); con variación a la Renta Bruta Anual. 
  • Incentivo al ahorro e inversión (artículo 54): permite que los intereses, dividendos y otros rendimientos provenientes de los instrumentos en los que se hayan invertido; no se considerarán percibidos para aplicársele el Impuesto Global Complementario (IGC), si se mantienen ahorrados. Para optar por este beneficio, los instrumentos deben ser emitidos de forma unipersonal y nominativa; además se debe expresar la voluntad de acogerse a este beneficio tributario. Pero la suma total anual de la inversión no deberá exceder las 100 UTA. 

Otros beneficios importantes

  • Reliquidación de ingresos: consiste en aplicar la tasa de impuestos, tomando en consideración los ingresos propios sobre una base anual. Este beneficio puede aplicarse si se es un trabajador independiente, si tiene un sueldo mensual variable o si dejó de percibir ingresos en uno o más meses del año tributario.  
  • Enajenación de Bienes Raíces: cuando al vender uno o más bienes raíces se obtiene una ganancia superior a 8.000 UF, corresponde pagar impuestos por el mayor valor obtenido; es decir, la diferencia entre el precio de la venta y su costo. Independientemente del total de enajenaciones que se realicen, solo aplica a aquellas propiedades que fueron adquiridas después del 1 de enero de 2004. 
  • Enajenación de acciones y derechos sociales: si en el 2020 el contribuyente vendió acciones y/o cuotas de fondos de inversión (CFI), el Servicio de Impuestos Internos (SII) ofrece un asistente para realizar los cálculos correspondientes de mayor y menos efecto. Si no se está obligado a declarar renta efectiva de primera categoría, y el mayor valor no excede las 10 UTA, se considera como un ingreso no constitutivo de renta. 

Estos serían entonces algunos de los beneficios a los cuales los contribuyentes pueden acceder durante la Declaración de Renta, permitiéndole tener un mayor porcentaje de ahorro en el monto a cancelar. También es importante destacar que antes de realizar la declaración, cada contribuyente revise la información presentada en ella.